Prepara tus ventanas para el frío del invierno

Prepara tus ventanas para el frío del invierno. Cabañero Ventanas.

El mercurio comienza a bajar con la llegada del otoño y, especialmente si vives en una zona húmeda comenzarás a notar el frío en casa si no tienes un aislamiento adecuado en tus cerramientos. Es esencial que con el cambio de estación sepas cómo preparar tus ventanas para el frío del invierno y optimizar el aislamiento del exterior para retener el máximo calor dentro de la vivienda y no pasar frío este invierno.

La clave no siempre está en poner la calefacción sino tener un buen aislamiento térmico para evitar que se escape el calor y que no entre el frío. ¿Tu casa está preparada para la bajada de temperaturas? ¿Tus ventanas son las adecuadas para tu hogar? Te echamos una mano para descubrirlo.

¿Cómo preparar tus ventanas para el invierno?

A través de puertas y ventanas se producen las fugas más importantes de energía y temperatura, tanto de frío como de calor. Tener unos cerramientos eficientes y en las mejores condiciones puede marcar la diferencia.

Si tus ventanas son muy viejas, no cierran bien o tienen fugas importantes tendrás que plantearte un cambio de ventanas de cara al invierno.

A. Instalar burletes

Una solución apta para todos los bolsillos y muy sencilla de instalar en puertas y ventanas son los burletes. Estas piezas impiden que entre el frío al colocarlos en las juntas de las ventanas con los marcos, donde se puede colar el aire de fuera o escaparse el de dentro. Es una opción eficaz hasta cierto punto y que suele dar buenos resultados. Existen burletes de diferentes materiales. En función del material serán más o menos resistentes y también durarán más o menos años.

B. Sellado de cerco y grietas

Otro motivo por el que la eficiencia y el aislamiento térmico de un hogar pueden verse afectados es en las perfilerías y marcos de las ventanas. En ocasiones el sellado no está perfectamente realizado o se ha visto deteriorado. Repararlo no siempre es sencillo pero puedes hacerlo si tienes algunas habilidades de bricolaje. En estos casos suelen utilizarse materiales aislantes que al asentarse en los cercos de ventanas y grietas impiden la entrada de aire frío del exterior.

C. Revisar las persianas

La caja de las persianas suele ser otro punto por el que se cuelan corrientes de aire. Deberemos aislar correctamente la caja de la persiana sin que impida el funcionamiento de la misma. Si no lo hacemos tampoco sirve de mucho tener una ventana altamente eficiente si el mecanismo de las persianas no está correctamente aislado.

D. Uso de las cortinas

Un consejo extra para mejorar el aislamiento es el uso de las cortinas. En lugares muy fríos o muy húmedos, algunas estancias pueden obtener un plus de confort con el uso de dobles cortinas o de cortinas térmicas. De esta manera podemos dejar pasar la luz y el calor durante el día con una cortina más fina y protegernos del frío con una capa más gruesa por las noches.

Aislamiento térmico: La clave está en las ventanas

La mayoría de casos en los que no hay un buen aislamiento la culpa es del puente térmico. Bien por el uso de vidrios ineficientes o de materiales transmisores de temperatura como el aluminio. Si tu ventana actual no produce una rotura de puente térmico, sí que será recomendable buscar una opción alternativa para tratar de romper este puente.

En este caso lo más recomendable y seguramente necesario es cambiar la ventana y apostar por ventanas de PVC o por ventanas de aluminio con rotura de puente térmico.

¿Cuáles son las ventanas que mejor aíslan el frío?

En Cabañero trabajamos con diversas gamas de ventanas, pero todas ellas con grandes calidades y alta eficiencia. Aunque es cierto que hay materiales que son naturalmente menos transmisores de temperaturas, actualmente existen opciones que proporcionan aislamiento térmico con todos los materiales.

Hablando de materiales, el PVC no transmite temperatura por lo que es ideal para la composición de ventanas que aíslen del frío. El aluminio, por su parte sí que es transmisor del frío y el calor, pero la poliamida de nuestras ventanas de puente térmico hace que tenga unas prestaciones muy altas en cuanto al aislamiento térmico, por ello, en Cabañero apostamos por este tipo de material siempre con rotura de puente térmico, solo así podemos quedarnos con todas las bondades del aluminio (perfilería mínima, resistencia, versatilidad, diseño) a la vez que también tenemos un excelente aislamiento térmico.

Cambiar las ventanas para el frío ¿sí o no?

Parece que nunca es el momento ideal para cambiar ventanas. Es una pieza clave en las viviendas y edificios, que de no tenerlas presente nos afecta directamente a la habitabilidad. Sin embargo, no cambiar las ventanas y prepararnos para la bajada de temperaturas también nos va a afectar al confort del día a día.

La realidad es que sí que hay un momento óptimo para cambiar las ventanas. Ese momento es antes de que llegue el frío, entorno a principios del otoño es el momento ideal. Por una parte la climatología nos facilita la obra en esta época del año, y por otro lado así nos preparamos ls ventanas y la casa para el frío del invierno.

Pero además, cambiar tus ventanas con Cabañero antes de que llegue 2021 también tiene otra ventaja. Desde Cabañero lanzamos una campaña para darte todas las facilidades en el pago de tu cambio de ventanas, pudiendo pagarlas en 12, 24 o 36 meses sin intereses*. O si lo prefieres realizando el pago habitual (40% confirmación de perdido, 40% material terminado, 20% cuando está todo acabado y comprobado por el cliente) y consiguiendo un 5% sobre el total.

*Esta campaña estará activa hasta el 30 de diciembre de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 9 =